INSIGNIA inicia su actividad con antiguos profesionales de Andersen

Insignia ha alcanzado un acuerdo con antiguos profesionales de la división inmobiliaria de Andersen para comenzar a operar en el mercado español prestando servicios globales de consultoría, valoraciones, inversiones y gestión patrimonial e inmobiliaria.

Así, el responsable en España de la multinacional será Mikel Echevarren, antiguo socio de Andersen, mientras que el ex vicepresidente de Auguste Thouard en España, Thierry Bougeard, ocupará el cargo de director de agencia y transacciones de Insignia.

Completan el equipo gestor de la firma en España Miguel Ángel Vázquez, quien será el director de hoteles de la firma, mientras que Ignacio Martínez ocupará el puesto de director de consultoría y corporate finance.

La presidencia de Insignia España recaerá en Stephen Hubbard, quien aseguró que el mercado español constituía la “pieza que faltaba a la firma para completar su puzzle europeo y poder así prestar a los clientes un servicio realmente global y diversificado”.

Entre los principales clientes de la firma destacan el Ministerio de Defensa, el BBVA, Ferrovial Inmobiliaria, el Deutsche Bank, Security Capital, Telefónica, Carrefour, ING Real State y Banesto, entre otros.

El grupo Insignia opera en más de 100 países en todo el mundo y cuenta con un equipo de 6.500 profesionales que, en conjunto, gestionan una cartera de inmuebles que supera los 70 millones de metros cuadrados.

FILO aumenta un 18,5% su resultado semestral, hasta los 2,58

Filo obtuvo un beneficio neto atribuido a la sociedad dominante de 2,58 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 18,5% respecto al registrado en igual periodo de 2001.

La cifra de negocio de la inmobiliaria especializada en promoción de centros comerciales creció un 13,54% en los seis primeros meses del año, hasta sumar 9,180 millones, según datos remitidos a la comisión nacional del mercado de valores (CNMV).

La sociedad dejó de cotizar en bolsa el pasado 24 de mayo como consecuencia de la oferta pública de adquisición de acciones (opa) que el grupo holandés ING lanzó en noviembre de 2001 sobre la inmobiliaria hasta entonces controlada por el Deutsche Bank. Como consecuencia de dicha opa, ING se hizo con el 97,88% del capital de la compañía y manifestó su intención de absorber también el capital restante que fluctuaba en los mercados y sacar así la empresa de bolsa.

BAMI aumenta un 13,7% su resultado semestral

Bami obtuvo un beneficio neto atribuido a la sociedad dominante de 14,20 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 13,7 por ciento respecto a los registrados en el mismo periodo de 2001.

La sociedad, que el pasado mes de junio cerró la compra al BBVA del 23,9 por ciento de Metrovacesa, atribuyó este resultado al aumento de los ingresos y, en consecuencia, al incremento registrado por su márgen de explotación.

En concreto, la cifra de negocio creció un 21,3 por ciento en los seis primeros meses del año, y sumó un total de 117,19 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) se incrementó un 13,9 por ciento, hasta 25,5 millones de euros.

La división de promoción registró ventas por importe de 90 millones de euros entre los pasados meses de enero y junio, un 40,8 por ciento más que las conseguidas en igual periodo de 2001.

La consecución de esta cifra de ventas ha llevado a bami a revisar alza su previsión de comercialización de activos para el conjunto de ejercicio, desde los 170 millones inicialmente previstos hasta los 175 millones de euros.

Los ingresos por alquileres, por su parte, se elevaron un ligero 1,1 por ciento en la primera mitad del año, hasta los 7,7 millones de euros como consecuencia, según la inmobiliaria, de las ventas de inmovilizado registradas.

No obstante, dichas desinversiones generaron ingresos de 19,3 millones de euros, un 21,9 por ciento menos que las contabilizadas entre enero y junio de 2001, ejercicio en el que, según detalló bami, la empresa acometió la racionalización del patrimonio que adquirió tras la absorción de zabálburu.